Hay que prestar especial atención a la superficie, y mirar de vez en cuando al azul, sobre todo por las mañanas, ya que se reúnen bancos de barracudas y peces aguja que esperan pacientes para abalanzarse sobre algún pez despistado, muchas veces los encontramos escondidos debajo de algún barco. Si no nos entretenemos demasiado tiempo con las anémonas, tendremos suficiente aire como para llegar hasta Yolanda Reef o Shark Reef, realizando un salto de arrecife atravesando el azul a veinte metros de profundidad. Es una sensación increíble. Por unos instantes se pierden las referencias de ambos arrecifes y te encuentras como suspendido en un abismo. A veces, tortugas o peces Napoleón nos acompañan en esta travesía a escasa distancia de los buceadores.

Anemone City

Es “la ciudad de las anémonas”. La mayoría pertenecen al género Radianthus y cubren casi toda la zona, siempre protegidas por los peces payaso. Es de las inmersiones preferidas por los buceadores dentro del Parque de Ras Mohammed. El perfil inclinado de la pared se interrumpe ocasionalmente por una serie de plataformas o salientes de arena interrumpidos por pequeñas formaciones coralinas, ricas en vida marina. Aparte de los peces payaso, en las anémonas también encontraremos otras especies como las damiselas.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.