31/07/2020

El concepto de la flotabilidad

El control de la flotabilidad adecuada es importante para tener una inmersión agradable y cómoda, al contrario, con un control inadecuado puedes estar incómodo e incluso llegar a situaciones peligrosas en aguas abiertas. Muchos de los problemas graves de buceo se han relacionado con un control de flotabilidad inadecuado.

Hay tres tipos de flotabilidad que pueden describir un objeto sumergido en un líquido: positiva, negativa y neutra. 
  • Flotabilidad positiva: Un objeto flotará si su peso es menor que el del líquido desalojado.
  • Flotabilidad negativa: Un objeto se hundirá si su peso es mayor que el del líquido desalojado.
  • Flotabilidad neutra: Un objeto ni se hundirá ni flotará si su peso es igual al del líquido desalojado.

El principio de Arquímedes coloca peso y volumen en una cierta relación. En este sentido se utiliza la densidad como el peso por unidad de volumen. Se dice que un objeto es muy denso si pesa mucho, pero no ocupa un volumen muy grande.

Los aspectos de la densidad a considerar son la densidad del líquido y la densidad del objeto sumergido en él. Basado en el principio de Arquímedes, sabemos que cuanto más denso es el líquido, el objeto flotará más y a más pesado el líquido, mayor es la flotabilidad. Es la razón por la que flotas en en el agua salada con más facilidad que en agua dulce: el agua salada pesa 1.025kg por litro y el agua dulce pesa 1kg por litro.

En términos de flotabilidad, un objeto ligero que ocupa un volumen relativamente grande flotará si el volumen de agua que este ocupa es más pesado que el objeto en sí. Un objeto pesado que ocupa un volumen relativamente pequeño se hunde, siempre y cuando el objeto es más pesado que el agua que desplaza.
Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.