26/06/2020

El desarrollo de la respiración correcta

Una de las cosas que hace que el buceo sea tan increíble y libre, es que llevamos nuestro propio sistema de soporte de vida con nosotros.

Esto nos permite estar sin ataduras a la superficie y que literalmente podamos "volar" a través del espacio líquido.

Sin duda, la emoción de respirar bajo el agua por primera vez podría aumentar tu ritmo respiratorio, pero una vez que te sientes cómodo bajo el agua vas a obtener el control de tu respiración y lograr una forma de respiración relajada y lenta.

La cantidad de gas que utilizamos durante el buceo, también conocido como nuestra tasa de consumo de aire, puede aumentar en 3 o 4 veces si estamos esforzándonos especialmente, si tenemos frío debido a una protección térmica inadecuada, si estamos en malas condiciones físicas o si respondemos inapropiadmente a las situaciones que producen ansiedad.

El consumo de aire excesivo en la superficie no es un problema, pero cuando se lleva un suministro de gas limitado a cierta profundidad, se convierte en una consideración importante.

Las botellas de acero o de aluminio se llenan normalmente a 200 bar de gas comprimido respirable, más que suficiente para un buceador recreativo medio, pero aún así, es un suministro de gas limitado.

El consumo de aire aumenta en proporción directa a la profundidad en la que buceas, cuanto más profundo vayas, más gas necesitas.

Por ejemplo, un buceador a 10 m. (2 bar) utiliza el doble de aire que uno en la superficie (1 bar).

Un buceador a cinco bar (40 m) utiliza cinco veces más cantidad de aire que una persona en la superficie.
Además, un buceador compartiendo aire con otro buceador puede aumentar el consumo de aire por un factor de dos o más.

Las prestaciones pedidas a tu regulador pueden ser considerables. Tu regulador debe proporcionar una cantidad suficiente de gas para tus necesidades en profundidad, independientemente de la presión de la botella. Algunos reguladores de baja calidad tienen dificultades para proporcionar aire suficiente en situaciones de demanda fuerte y hacen la respiración más difícil cuando baja la presión de la botella.
Para asegurarte de que el regulador te facilita la respiración, tendrás que bucear con tu cuerpo en un ángulo determinado.

Cuando buceas, la posición correcta de natación, también conocida como la postura, es la de 15 a 20 grados sobre la horizontal.

Esta postura permite que la boca y los pulmones pueden estar horizontal y es la posición de natación óptima para respirar fácilmente en profundidad.
Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.