11/09/2020

Efectos primarios de la presión en el descenso

La compensación de la presión protege contra una condición conocida como "aplastamiento", la aplicación desigual de la presión. Un aplastamiento es siempre incómodo y al no ser atendido con rapidez, puede conducir a daños en los tejidos. Aprenderás las técnicas de compensación adecuados para cada espacio de aire del cuerpo que puede ser objeto de compresion, tus oídos, senos, pulmones, dientes y intestinos.

El Oído

Tu oído está formado por el oído externo, el canal auditivo externo, el tímpano, el oído medio y la trompa de Eustaquio.

La membrana timpánica o tímpano, es una membrana relativamente delgada que sella el oído medio desde el entorno externo (aire o en nuestro caso, agua).
Esta membrana y el tejido conectivo son las áreas más sensibles para el aplastamiento.

Los senos paranasales

Tenemos cuatro partes en los senos: frontales, maxilares, etmoidales y esferoidales.

Los senos paranasales son espacios huecos en los huesos del cráneo.

Alivian el cráneo, calienten y humedecen el aire que respiramos, y provocan que nuestras voces nos resuenen.

Los senos paranasales están revestidos con membranas mucosas y se conectan a las fosas nasales por tubos estrechos que pueden quedar bloqueados por la congestión o irritación.

El aplastamiento de los senos paranasales ocurre cuando una congestión atrapa aire en los senos de un buceador.

Cuando el buceador desciende, el aumento de la presión puede causar que las membranas de los senos paranasales se rompan.

El primer signo de un aplastamiento de los senos paranasales suele ser una molestia o una sensación como de presión justo encima de los ojos. 
La mayoría de los buceadores han experimentado un aplastamiento de los senos paranasales y no requiere tratamiento médico.
Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.