08/07/2020

Durante muchos años los pilotos, marinos y exploradores han sido capaces de orientarse mediante las habilidades de orientación. Los buceadores también pueden llegar a dominar el entorno marino utilizando muchas de estas técnicas.

Cuando un buceador aprende a orientarse, alcanza mayor confianza y habilidad. Saber simplemente que eres capaz de encontrar el camino de vuelta al barco o a la costa disminuye el estrés de la inmersión.

La capacidad de encontrar excitantes destinos como pecios, incrementa la diversión de la inmersión. Pero lo más excitante, sin embargo, es el grado de independencia que se gana; saber que puedes bucear sin depender de un guía. Esta independencia te abrirá nuevas opciones en el buceo y aumentará tu experiencia en conjunto.

Formaciones geográficas

Estos son algunos ejemplos de como utilizar las formaciones geográficas mientras se bucea.
  • Paredes, cortados y plataformas
    Si comienzas la inmersión con un cortado a tu derecha y buceas durante 20 minutos, deberías ser capaz de dar la vuelta y nadar durante 20 minutos dejando el cortado (o la pared)a tu izquierda finalizando donde has comenzado la inmersión.
  • Formaciones de coral
    Como punto de referencia puedes utilizar una esponja gigante, o un coral tipo cerebro. Utiliza este punto de referencia para señalizar la salida o bien como el lugar dónde desviaste el curso de la inmersión.
  • Formaciones rocosas
    En las zonas donde la característica principal son las rocas, las formaciones rocosas pueden utilizarse de la misma forma que las formaciones de coral.
  • Prominencias del terreno
    Tanto los arrecifes de coral como los de rocas son prominencias que sobresalen claramente del fondo. Una prominencia como un coral cerebro puede indicar el lugar de salida o donde desviar el curso de la inmersión. Volviendo a este punto de referencia se puede retomar el rumbo y localizar la salida.
  • Praderas de algas
    Una pradera de Kelp o de Posidonia puede ayudar a la orientación tanto como una formación rocosa o coralina. La posición de la pradera de Quelpo o de Posidonia (relativa respecto a tu entrada en el agua), te puede ayudar a determinar tu posición en el agua, así como el punto de salida al finalizar la inmersión. Más tarde, en este capítulo, veremos como utilizar las formaciones geográficas en la orientación natural.

Señales

Para orientarnos bajo el agua también podemos utilizar señales dejadas por el hombre, como pecios, diques o boyas. Estas señales pueden actuar como punto de referencia a la entrada o a la salida de la inmersión. También se pueden utilizar estas señales, junto con las formaciones geográficas mencionadas anteriormente.

Los puntos de referencia hechos por el hombre son también unas excelentes herramientas de orientación. Pueden ser una antigua trampa para langostas o un ancla hundida. Estos puntos de referencia pueden ser parte de un viejo pecio o escombros que se han hundido adrede. En muchas ocasiones estas señales hechas por el hombre proporcionaran mejores referencias que las formaciones naturales, ya que estas pueden parecer similares bajo el agua

Iluminación

La iluminación, sea natural o artificial también ayuda en la orientación. Esto no sólo se aplica en inmersiones nocturnas, ya que las luces artificiales también son fácilmente visibles con la luz del día.

El sol y los rayos solares. Los rayos solares te pueden ayudar a localizar la posición del sol, la cual te ayudará a su vez a determinar tu posición bajo el agua.

Las sombras. Las sombras en un lado de una roca o de cualquier otra formación, también te pueden ayudar a determinar la posición del sol.
La luna. Algunas veces, cuando realizas una inmersión nocturna puedes ver la luna aunque estés bajo el agua. Ésta te puede ayudar a determinar tu posición. No olvides que tanto la luna como el sol, cambian su posición relativa con el tiempo. 

Las luces. Tanto las luces de superficie como los focos, te ayudarán a encontrar el camino durante una inmersión nocturna. Una luz potente en superficie que indique el punto de salida se puede ver con facilidad bajo el agua. Una linterna o similar atada al cabo de descenso te ayudará a localizar el punto de salida cuando buceas desde una embarcación. Las luces se pueden ver desde bastante distancia durante la noche. 
Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.