Blue Hole

El Blue Hole de Dahab es una dolina que se formó por acción conjunta de los procesos de tipo karst sobre las calizas recifales que bordean la península del Sinaí en la zona del golfo de Aqaba. Su origen se remonta a la última glaciación, cuando el nivel del mar estaba varias decenas de metros por debajo del nivel actual. En la actualidad se encuentra inundado por agua marina. Su nombre proviene de su localización a pocos kilómetros de la ciudad egipcia de DahabEl Blue Hole de Dahab es uno de esos lugares míticos entre los buceadores, tanto por su espectacularidad, profundidad, dificultad técnica de la inmersión como por su facilidad de acceso al localizarse a pocos metros de la costa.

 

 

Abu Helal

Se desciende a una laguna de arena con una forma semicircular a una profundidad de entre 7 a 12 metros, mantener el arrecife a la izquierda explorar el jardín de coral. La pared occidental desciende hasta una profundidad de 30 metros y tiene una fractura lineal en la pared, no se recomienda explorar el cañón por su interior ya que una vez dentro es difícil dar la vuelta y de salida es demasiado pequeña salir, permanecer en el jardín de coral que se extiende en la bahía haste el final de la inmersión.

 

 

 

Bells & Blue Hole

Bells es una chimenea cerrada en el arrecife que sale a 30 metros de profundidad en una pared escarpada en un fondo de  más de 800 m. con una formación de cavidades en forma de campana. La entrada es a través de una ranura en la laguna del arrecie, iniciar el descenso individualmente por la chimenea hasta una profundidad de 30 metros, aproximadamente en la tercera forma de campana, abandonar aquí la chimenea y tomar dirección sur manteniendo el arrecife a mano derecha, comenzamos el ascenso lentamente explorando la pared del arrecife hasta llegar a la entrada del Blue Hole a una profundidad de unos 7 metros donde acabamos la inmersión.

 


Gabr el Bint

Comienza la inmersión desde el barco que queda amarrado en un resguardo del arrecife. Se desciende a una profundidad de unos 22 a 25 metros donde transcurre la inmersión a lo largo de una pared casi vertical abarrotada de todo tipo de corales representativos del Mar Rojo hasta llegar a una zona donde se aplanael arrecife apareciendo delante del buceador una columna de gorgonias pobladas por una nube extraordinariamente grande de peces de cristal. En este punto conviene empezar el regreso, ascendiendo a una profundidad de 10 metros llegamos a la laguna del arrecife, compuesta de fondo de arena con pequeñas cabezas de coral, los peces de leche que encontramos sobre un montículo que interrumpe la laguna nos indican que llegamos de nuevo al barco.

 

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.