La zona está muy protegida de los vientos del Norte. El fondeo lo tenemos a unos diez metros, siguiendo la pared que forma la cala del Falaguer encontraremos unas rocas coralígenas normalmente repletas de langostas a una profundidad  de entre veinte y veintidos metros, si seguimos un poco más adelante podemos llegar a  una profundidad de treinta metros. Para regresar solo tendremos que dirigirnos hacia el Norte para encontrar la pared de la costa, y con ésta a mano izquierda, iremos dirección a la embarcación. Es una zona que debido a las frecuentes visitas de los centros de buceo, los últimos años se ha podido constatar que la fauna ha aumentado notablemente. Las inmersiones nocturnas normalmente se realizan en esta zona ya que está muy protegida y de fácil orientación.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.