Esta montaña submarina, separada unos doscientos metros de la costa, asciende desde los treinta y siete metros de la base hasta los trece metros de la cima. Empezamos la inmersión en la base y vamos girando alrededor del pináculo mientras remontamos. En la zona más profunda dominan los elegantes tres colas. Más arriba, las gorgónias amarillas y rojas, rodeadas de castañuelas y con el azul al fondo, ofrecen unas vistas preciosas.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.