07/10/2020


Diplodus es un género de peces de la familia Sparidae y de la orden Perciformes. De las 23 especies, en nuestras aguas podremos observar con relativa facilidad 5 especies distintas y aunque algunas son bastante parecidas, todas son de fácil identificación, a diferencia de otros peces su comportamiento es variado, de manera que podremos observar, individuos solitarios, pequeños grupos familiares o cardúmenes de menor o mayor tamaño, especialmente en especímenes juveniles, es curioso ver como dentro de esas bandadas nadan juntos sin ningún problema individuos del mismo género pero de otra especie.

Del más pequeño el Raspallón Diplodus annularis (Linnaeus, 1758) al más grande el Sargo Real Diplodus cervinus cervinus (Lowe, 1838), pasando por el más numeroso la Mojarra o Variada Diplodus vulgaris (Geoffroy Saint Hilaire, 1817), sin olvidar el Sargo Picudo o Morruda Diplodus puntazo (Cetti, 1777) y el Sargo o Sard  Diplodus sargus sargus (Linnaeus, 1758)


Casi todos los elementos de este género son plateados, lo que en un día soleado y a escasa profundidad, los cambios de dirección del cardumen, provocan cientos o miles de destellos al reflejar el sol en sus cuerpos, provocando un curioso efecto visual.

Su cuerpo es ovalado y está lateralmente comprimido y sus aletas son traslucidas, lo que les diferencia es la forma de su hocico y las rayas y manchas distribuidas a lo largo de su cuerpo y cola.




Es muy curioso que todos los individuos de esta especie pueden tener sexos separados o ser hermafrodita proterándrica, es decir, cada individuo tiene aparato reproductor masculino y femenino (hermafrodita), y primero se comporta como un macho y después como una hembra (proterándrica).

La duración de cada sexo depende de la edad y de la biología de poblaciones de la especie. 

Casi todas las especies de estos peces son omnívoros, especialmente en sus estados juveniles, pero siempre con predilección por alimentarse de otros animales.

Aunque viven a diferentes profundidades según cada especie, por lo general los encontraremos en bastante cantidad desde aguas someras hasta los 40 m.

Texto y fotografías: Joan Miquel Flamarich.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.