Se trata de unos típicos bloques de coralígeno de diferentes tamaños que ocupan una superficie de unos doscientos metros cuadrados en medio de un fondo de arena. La superficie de estos bloques es rica en algas, además, al tratarse de unas rocas muy porosas, sirven de abrigo a sargos, congrios, escóporas y langostas.

Guia de buceo GRATIS para poseedores de la TARJETA CLIENTE.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.