Esta isla está cruzada por un túnel submarino que va desde los once metros hasta los veintiuno, con una longitud aproximada de treinta metros. Y es en la salida dónde se nos acerca una duda: ¿seguimos la pared de la izquierda, haciendo una inmersión mucho más tranquila, o, por el contrario tomamos rumbo Este y buscamos más profundidad y unas formaciones de pequeños túneles sumergidos? ¿Por qué no hacerlo todo en inmersiones diferentes?

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.