01/07/2020
p
Desde el opistobranquio más pequeño, pasando por todo tipo de especies, todos los buceadores tienen sus preferidos, pero creo que en el Mediterráneo de entre los peces que nadan a nuestra profundidad de buceo, el Mero (Epinephelus marginatus – Lowe 1834) es el rey.

En las zonas donde se avista con normalidad este gran icono mediterráneo su presencia suele estar entre los 10 y los 60 m. pero se han visto ejemplares a 200 m. de profundidad.

Los ejemplares adultos tienen una presencia siempre majestuosa, tanto si nadan, cazan, o simplemente permanecen estáticos en medio del azul; suelen ser curiosos y si tenemos la suficiente paciencia y esperamos, o nos acercamos con suma cautela y haciendo alguna apnea ya que las burbujas les asustan, conseguiremos poder admirarlos a escasos centímetros de nuestra máscara.

Es un pez grande y robusto, alargado y aplanado por los costados, del que se conocen ejemplares de hasta 1,5 m. aunque su tamaño cuando es maduro oscila entre 0,80 y 1 m. puede llegar a vivir hasta 50 años y llega a pesar 50 kg.

La mandíbula inferior le sobresale un poco, lo que le da una expresión característica entre triste y enfadado, su potente aleta dorsal es espinosa y presenta una escotadura clara entre los radios espinosos y blandos, la cola es recta. Como curiosidad cabe citar que solo la cabeza del mero, tiene casi tantos huesos como todo el cuerpo humano.
 

Su coloración puede ser muy variada, en función del sitio donde le encontremos así que se nos puede presentar con la Librea normal (más habitual): manchas claras que irradian en torno a los ojos, cola y partes posteriores de la aleta dorsal y anal oscuras ribeteadas de claro, con un colorido parduzco salteado de manchas claras (blancas o amarillas) formando “nubes”. Pero también lo encontramos con Librea oscura 3 manchas: Cuerpo uniformemente oscuro, con tres manchas claras bien visibles bajo la aleta dorsal. Librea oscura uniforme: Cuerpo uniformemente oscuro, es posible que esté relacionado con la agresividad. Librea clara: Cuerpo uniformemente claro por debajo de una línea que va desde el hocico hasta la parte posterior de la aleta dorsal. Librea con estrías plateadas: Manchas radiantes de color plateado, mancha grande clara y difusa detrás de la cabeza y estrías plateadas en los flancos, este modelo de colorido se observa en la época de reproducción (verano).
Los meros viven en fondos rocosos, son territoriales y suelen encontrarse cerca de pequeñas cuevas de tamaño adecuado donde encuentran refugio, los ejemplares juveniles son muy costeros, los encontramos por todo el Mediterráneo. 

Normalmente se alimentan de peces relativamente pequeños, de crustáceos y de cefalópodos como los pulpos, pero no hacen ascos a un buen bocado, no hace mucho tuvimos la ocasión de contemplar como un enorme mero se “zampaba” una pintarroja en un par de bocados.

Los meros llegan a la madurez sexual a los cinco años, entonces se convierten en hembras y al cabo de unos años se transforman en machos, si por cualquier motivo (pesca, muerte accidental) se produjera una repentina escasez de machos, una hembra se convertiría en macho, cubriendo así la vacante producida. La fecundación se realiza liberando el esperma y los óvulos en el agua donde se fecundan. 

Desgraciadamente para su supervivencia, su carne es muy apreciada en todos los lugares donde se da esta especie. La carne del mero ya era consumida por los romanos y también en el Medioevo. En el libro “Arte Cisoria” del Marqués de Villena (siglo XV) se le mencionaba como alimento habitual.  De hecho, es tan exquisita que ha motivado el famoso refrán: "de la mar el mero y de la tierra el cordero". En el Mediterráneo cada vez es más escaso debido a la sobre pesca.

Texto y fotografías: Joan Miquel Flamarich.

Agradecimientos: Modelos de las fotografías, Olga Notó y Antonio Bermejo.

Bibliografía consultada: Peces marinos de Patrick Louisy.

Guia d’espècies del Club d’Immersió de Biologia.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.